Paco Sierra deja la política

 

El concejal Paco Sierra deja la política

El edil de Ciutadans no irá en ninguna lista en las municipales y volverá a ejercer de abogado

Paco Sierra, concejal de Ciutadans, deja la política y volverá a ejercer de abogado al final de este mandato. Él mismo lo ha explicado a este blog este martes, cuando quedan 40 días para las elecciones municipales.

"No iré en ninguna lista y vuelvo a mi profesión", ha declarado. Desde esta forma se cierran las especulaciones de que Sierra podía acabar recalando en el PP o en Vox tras su divorcio con el partido naranja. 

Dos mandatos municipales

Sierra es concejal en el Ayuntamiento de Barcelona desde 2015. En las elecciones de mayo de ese año, ganadas por Ada Colau, fue el número cinco de la lista encabezada por Carina Mejías. Ciutadans sacó cinco ediles.

En 2019, el político formó parte de la coalición Barcelona pel Canvi-Ciutadans que Manuel Valls lideró en las municipales de ese año. Valls sacó seis representantes en las urnas y Sierra ocupó el quinto puesto.

Tras el apoyo de Valls a la investidura de Colau, en junio de 2019, la coalición se partió en dos grupos municipales distintos, Barcelona pel Canvi (ahora Valents) y Ciutadans. Y así han estado todo el mandato.

La renuncia de Guilarte

El pasado octubre, Sierra se hizo con la presidencia del grupo municipal de Ciutadans, lo que motivó la renuncia al acta de regidora de la entonces alcaldable Mariluz Guilarte

Según la versión de Sierra, que dio a este blog el 6 de marzo, se le pidió que cesara al coordinador del grupo municipal, Josep Maria Gonzàlez, porque actuaba de forma autoritaria y saltándose a los concejales. "Le dijimos que no había nada contra ella hasta 17 veces. Queríamos que cesara al coordinador y que ella siguiera como presidenta". Al final, como Guilarte no despidió a Gonzàlez, Sierra y Noemí Martín (la otra regidora), tomaron el mando del grupo municipal, cesaron a Gonzàlez y quitaron la presidencia a Guilarte.

Presidente del grupo municipal

La decisión de Sierra no gustó a la dirección de Ciutadans, que lo acabó expulsando del partido, pero no le pudo quitar la presidencia del grupo municipal porque tiene autonomía y Sierra cuenta con el apoyo de las otras dos concejales, Martín y Julia Barea, que sustituyó a Guilarte. 

Tras el nombramiento de la nueva alcaldable, Anna Grau, el partido quiso echar a Martín y Barea. A principios de marzo, el comité autonómico inició el expediente de expulsión de ambas, pero la salida de las dos, a 40 días de las elecciones, no se ha materializado.

Polémica entre Sierra y Grau

Desde que fue elegida candidata, Grau ya no contaba con Sierra para la lista de Ciutadans de cara a las municipales de mayo. A finales de febrero, la alcaldable acusó a Sierra de ser moroso con él partido. Éste respondió que pagó todas las cuotas del partido hasta que le expulsaron y anunció que la demandaría, informó betevé. Fuentes de Ciutadans añadieron que el grupo municipal tampoco había hecho llegar a Ciutadans la asignación ecoonómica institucional que le pertocaba.

Sierra, licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, volverá a ejercer de abogado tras dejar la política activa. De hecho, en 2021, el concejal ya redujo su actividad municipal porque abrió el despacho Creatio4Consulting, que tenía un acuerdo de colaboración con la firma Martínez & Echevarría & Rivera en la que por aquel entonces trabajaba el expresidente de Ciudadanos Albert Rivera, avanzó Metrópoli.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Park Güell de Barcelona, privatizado

Un concejal de Colau tiene mas de 500.000 euros

El culebrón de cargos de Javier Burón en el Ayuntamiento de Barcelona