Ciutadans expulsa concejales del Ayuntamiento de Barcelona

 

Ciutadans expulsa a todos los concejales del Ayuntamiento de Barcelona

El comité autonómico incoa un expediente para echar a Julia Barea y Noemí Martín, las dos regidoras del partido naranja en el consistorio junto con Paco Sierra, que ya ha sido expulsado

A menos de tres meses para las elecciones municipales, Ciutadans ha decidido tomar una drástica decisión: expulsar a las regidoras Julia Barea y Noemí Martín, han informado en exclusiva fuentes de la formación a este blog. La iniciativa se ha tomado en el comité autonómico del partido naranja y se suma a la de hace unos meses, cuando se echó al tercer concejal y presidente de la formación en el Ayuntamiento Paco Sierra.

El "expediente de expulsión" (así, entrecomillado, porque son las palabras exactas utilizadas por un alto cargo de Ciutadans) se ha incoado ese lunes. Ahora debe seguir su curso y se hará oficial en los próximos días o semanas -las dos pueden presentar alegaciones, pero difícilmente prosperarán-, pero a efectos de la alcaldable del partido, la periodista Anna Grau, ninguno de los tres son ya concejales de Ciutadans. Hace unos días, desde estas páginas ya se avisó de que el grupo municipal pendía de un hilo.

La crisis se agranda

Con los comicios en las puertas, la expulsión de todos los concejales de Ciutadans agranda la crisis que el partido arrastra desde inicio de mandato, cuando la coalición de Barcelona pel Canvi-Ciutadans, liderada por Manuel Valls, se partió porque el propio Valls, Eva Parera y Celestino Corbacho votaron a favor de la investidura de Ada Colau para evitar que Barcelona tuviera un alcalde independentista, Ernest Maragall.

La crisis del partido naranja vivió uno de sus momentos álgidos el pasado octubre cuando a la entonces alcaldable, Mariluz Guilarte, Sierra y Martín le quitaron la presidencia del grupo municipal y ésta optó por dejar el acta de regidora e irse a casa. 

Anna Grau / Foto: Twitter-Ciutadans

Detrás de esta situación, ha explicado Sierra, no había en un inicio nada contra Guilarte. "Se le pidió que cesara al coordinador del grupo municipal Josep Maria Gonzàlez porque actuaba de forma autoritaria y saltándose a los concejales. Le dijimos a Luz que no había nada contra ella hasta 17 veces. Queríamos que cesara al coordinador y que ella siguiera como presidenta". Al final, Sierra y Martín tomaron el mando del grupo municipal, cesaron a Gonzàlez y quitaron la presidencia a Guilarte porque no quería despedir a Gonzàlez.

En la primavera de 2021, el partido ya vivió otra crisis parecida. La regidora Marilén Barceló dejó el grupo de Ciutadans, tras un enfrentamiento crónico con Guilarte, y se fue con Parera Valents, aunque oficialmente es regidora no adscrita.

Negativa a sacar a Sierra del grupo municipal

La expulsión de Barea y Martín se ha efectuado después de que  la dirección de Ciutadans y Grau les hubieran solicitado a ambas sacar a Sierra del grupo municipal, a lo que ellas se habrían negado, han explicado fuentes del partido en el Ayuntamiento. Ni Barea ni Martín repetirán en la lista de Grau, así como tampoco Sierra, que ha tenido ofertas de otras formaciones.

Hace unos días, Grau acusó a Sierra de no estar al día de las obligaciones económicas con el partido. Fuentes de Ciutadans explicaron a este blog que la alcaldable no se refería a los pagos personales que cada cargo hace al partido sino a la asignación institucional que el grupo municipal tiene que hacer llegar a Ciutadans y que en este caso depende de la firma de Sierra y Martín. Según las fuentes consultadas, este pago no se ha producido y ha tensado más las ya difíciles relaciones entre Sierra y la dirección de Ciutadans.

Desde el grupo municipal reconocen que esta transferencia de dinero, una cifra elevada, no se ha materializado y detallan que se hace, como en el resto de formaciones, a través de un convenio.

Paco Sierra con el Rey Felipe VI en el Mobile / Foto: Twitter-Paco Sierra

Cuando la expulsión de Barea y Martín se oficialice los próximos días o semanas habrá que ver qué pasa con el grupo municipal, que tiene autonomía de funcionamiento respecto al partido. Sin embargo, hasta ahora, en el Ayuntamiento de Barcelona no se había dado nunca que se expulsaran a todos los concejales de unas mismas siglas.

¿Regidores no adscritos?

Sierra sigue de momento como presidente del grupo municipal y es así porque cuenta con el apoyo de Barea y Martín. Ahora, al estar los tres expulsados, la dirección naranja opina que no pueden seguir usando la marca de Ciutadans y deben pasar a ser concejales no adscritos. ¿Qué significa? Pues que el partido pierde asesores, consejeros de distrito y la asignación económica que recibe del Ayuntamiento. Sierra, Barea y Martín pueden seguir siendo concejales porque el acta es personal, pero no pertenecerían a ningún partido los dos meses y medio que quedan de mandato.

La decisión de qué sucede con los tres ediles la deberá tomar el Secretario Municipal, Jordi Cases. Por el momento, el servicio de prensa municipal no ha concretado qué pasará, aunque según ha podido saber este blog Sierra, Barea y Martín trabajan en una fórmula para seguir teniendo grupo municipal propio y que no se pierdan los puestos de trabajo y la asignación económica que recibe. 

Valents exige los 17 consejeros de Cituadans

Desde Valents, el nuevo partido de Parera salido de Barcelona pel Canvi, que fue en coalición con Ciutadans en las municipales de 2019, considera que los 17 consejeros de distrito les tienen que ser asignados a ellos mientras que los asesores que tiene Ciutadans se deberían redistribuir entre todos los grupos municipales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un concejal de Colau tiene mas de 500.000 euros

El culebrón de cargos de Javier Burón en el Ayuntamiento de Barcelona

El Park Güell de Barcelona, privatizado